Planta Pacará Pintado

Planta Pacará Pintado

En un predio de 47 hectáreas, dentro del ejido municipal de la Ciudad de La Banda del Río Salí, la Planta de Pacará Pintado se ha convertido en un establecimiento modelo en la investigación, el tratamiento, selección, clasificación, reciclado y disposición de residuos sólidos urbanos.

La Planta de Pacará Pintado recibió entre 800 y 1.000 toneladas diarias de basura con una frecuencia de un camión cada 4 minutos. Previo pesaje, se descargaban los residuos en tres grandes playones donde se seleccionaban los materiales reciclables. Posteriormente el material orgánico es dispuesto en celdas de tres metros de profundidad y una superficie de 2.500 metros cuadrados, aproximadamente.

Estas celdas han sido previamente niveladas y recubiertas con geomembranas importadas de Canadá, unidas entre sí por termofusión para evitar que los líquidos contaminen las napas de agua subterránea.

Cuando se alcanza una altura entre 12 y 15 metros por encima de la superficie, se cubre con otra geomembrana sellando los bordes para asegurar el proceso de digestión anaeróbico, que dura aproximadamente unos 30 meses.

Al final del proceso se obtiene un producto inerte, óptimo para la mejora de suelos en general.

La gran ventaja de este proceso tecnológico patentado e inédito en el Año 2000 en la Argentina, es que, una vez concluido el proceso de biodigestión, la celda se vacía y se reutiliza nuevamente, es decir, nunca se colmata, lo que redunda en un eficiente aprovechamiento de los espacios suburbanos al evitar la necesidad de nuevas localidades para la disposición de los residuos.

Infografía Planta Pacará Pintado